www.AlejandroSanz.ws
.ws
 

 

Chat Sanzero

 

 

 

 

Alejandro Sanz con su tren en Nueva York
24/01/08

Tras varias paradas por América Latina, España y algunas ciudades de Estados Unidos, el cantautor español Alejandro Sanz se prepara para su arribo mañana al teatro del Madison Square Garden.

Con su gira “Tren de los Momentos”, título del disco que le ha valido varios reconocimientos y nominaciones, las más recientes a Premios Lo Nuestro y el Grammy ‘original’, el artista madrileño está listo para volver a cautivar a los neoyorquinos.

Sanz, que cumplió 39 años hace unos días, dijo que “me siento viejo ya” y que cuando era pequeño nunca pensó que fuera a cumplir esta edad.

Por cierto, al momento de esta entrevista Sanz nos confesó además que estaría en Nueva York para la pelea del boxeador puertorriqueño Tito Trinidad, a quien conoce y considera una muy buena persona. También estaba interesado en asistir a una de las funciones del musical sobre Celia Cruz.

Precisamente, esta noche Sanz participará de un homenaje que realiza el Centro Latino del Smithsonian Institute a los realizadores de la cinta “Bella”, a quienes otorgarán el premio “Legacy” (Legado).

Dirigida por Alejandro Monteverde y protagonizada por Eduardo Verástegüi, y la participación de los actores Manny Pérez, Aly Landry y Tammy Blanchard, el filme “Bella” obtuvo el premio del Público del Festival de Cine Toronto, entre otros reconocimientos.

Sanz acompañará al equipo de la cinta en este homenaje ya que algunos de sus temas fueron incluidos en la banda sonora de la película.

“Cuando vi la película me enamoró, me encantó la película y me pareció una obra de arte”, dijo sobre el filme.

El concierto

Para el concierto de mañana en el Madison, que tiene una duración de dos horas, Sanz no ha escatimado en recursos para ofrecer al público de Nueva York un espectáculo digno de su categoría.

Para ello, además de consagrados músicos, cuenta con Luis Pastor un experto lumunitécnico que hace un trabajo “muy vanguardista” y que participó en su gira española. También estará Fernando Diaz, con quien tiene varios años de trabajo, y que estará a cargo del sonido.

Sobre la velada, Sanz indicó que hará “un repaso de este disco y de éxitos pasados”.

El cantautor admitió que elaborar el listado de temas que incluirá en cada una de sus giras es “una locura y una pesadez”, porque tiene que hacer un balance entre lo que la gente busca y lo que él cree que debe mostrarles.

Se impone a Chávez

Aunque al momento de esta entrevista Sanz desconocía donde realizaría su concierto en Venezuela, de lo que estaba seguro era que ‘llueve, truene o ventée’ el concierto iba.

“De que vamos a ir vamos a ir, yo voy a cantar a la gente que me quiera escuchar y bueno, pues ahí está”, expresó Sanz.

“Yo tengo mi forma de pensar y espero que [el presidente Hugo Chávez] demuestre que es un demócrata y todo eso, aunque lo veo muy difícil (ríe), pero por lo menos...espero que me vaya muy bien”, añadió.

La polémica con el gobierno del presidente Hugo Chávez (antes del famoso incidente con el Rey Juan Carlos), surgió luego de que el Ministerio de Educación de ese país, no le diera el permiso a la empresa promotora del concierto de utilizar el Poliedro de Caracas.

Aunque lo desmintieron en su momento, se supo que el rechazo al uso del recinto fue porque Sanz habló mal de Chávez.

Preguntado sobre el presidente venezolano en una entrevista en el 2004, Sanz declaró; “No me gusta”, como “tampoco me gustan los (gobernantes) de otros sitios, y el mío (en ése entonces José María Aznar) tampoco me parece que lo haya hecho muy bien”.

Hace unos días, la empresa promotora del evento anunció que el gobierno venezolano finalmente le otorgó un permiso para utilizar el recinto el próximo 14 de febrero.

Tras el concierto en Venezuela, Sanz participará en el Festival ‘Rock in Rio’, y luego en el concierto benéfico para la niñez latinoamericana de la Fundación ALAS (América Latina en Acción Solidaria) que encabeza Shakira.

Sobre el mal llamado ‘Live Earth Latino’, Sanz dijo que ya hubo reuniones en México y que se habla de algunas fechas para mayo próximo.

“No es fácil poner una cosa de este calibre, pero se va hacer”, aseguró, aunque estima que se hará en dos ciudades aún no precisadas.

De Chismes y otros demonios

Pero no solo la polémica con el gobierno de Chávez ha estado en la palestra pública con el cantante español de quien se ha dicho que está “gordo” y ha estado expuesto a los dimes y diretes del proceso judicial que se sigue contra su ex mayordomo y la esposa de éste, por el supuesto chantaje de que fue objeto sobre el hijo que tuvo con la boricua Valeria Rivera.

Alexander, de unos 3 años, fue concebido mientras el artista estaba casado con la mexicana Jaydy Mitchell, mamá de su otra hija, Manuela.

A preguntas de cómo se ha sentido con todo estos asuntos difundidos en los medios expresó: “Pues mira, es que yo ni me entero, quizás es un error (ríe), pero es que ni me entero. No me preocupa, no me interesa, no me perjudica (...) y si me perjudica, pues ni me entero”.

“Si lo que pretenden es hacerme daño lo hacen mal porque a mí ni me va ni me viene, ¿no? yo tengo mi trabajo, mi familia, mi gente, —y bueno —, soy un ser humano, a veces subo de peso, a veces bajo”, indicó el cantautor madrileño.

El ex mayordomo Carlos González y su esposa Sylvia Helena Alzate, ambos de origen colombiano, y que fueron arrestados a finales del 2006, deberán declarar en una audiencia pautada para principios de febrero en Miami; esto si la vista judicial no sigue posponiéndose. La pareja está acusada de reclamarle a Sanz el pago de 500 mil dólares por su sepulcral silencio.

“Bueno, el tiempo pone todo en su lugar y así tendrá que ser”, se limitó a responder sobre este asunto.

Los premios

Pero como dice el dicho, en la vida una de cal y otra de arena.

Sanz saborea el éxito que le han propinado cada uno de los discos que graba.

“El tren de los momentos” no es la excepción y le ha generado en Estados Unidos dos nominaciones a los Premios Lo Nuestro y una al Grammy “original” en la categoría de Mejor Album Pop Latino.

“Pues me he puesto muy avaricioso”, dijo con desparpajo, “yo quiero ese Grammy y lo quiero como sea, porque sería cerrar con un broche fantástico para terminar con el ‘Tren de los Momentos’”, señaló.

El que en ambas premiaciones se enfrente a amigos suyos, como lo son Ricky Martin y Miguel Bosé, no le íncomoda.

“Esto es así con todos los que te enfrentan, usualmente son amigos, porque afortunadamente me llevo bien con todos ellos, ¿no?, y bueno, políticamente quiero decir que se lo lleve el mejor y ya está (ríe), pero yo quiero que en esta ocasión pierdan”, suelta una carcajada.

 

ENLACES RELACIONADOS

 

Ayúdanos a mantener la web colaborando con nuestros anunciantes...